¿Hacerse un tatuaje puede causar un aborto espontáneo? – Tatuaje durante el embarazo

El embarazo es uno de los eventos más importantes que cambian la vida de una mujer. Durante el embarazo, una mujer se ocupa directamente de sí misma y de su bebé, por lo que tomar decisiones saludables es esencial para que todo vaya bien y sin contratiempos hasta el nacimiento real del bebé. En pocas palabras, solo quieres que todo salga bien y sea seguro tanto para ti como para el pequeño humano que crece dentro de ti.

Ahora, para yuxtaponer completamente las oraciones anteriores, tenemos que mencionar los tatuajes. Bueno, los tatuajes parecen volverse cada vez más populares cada año. Tanto es así que incluso las mujeres embarazadas se preguntan si pueden tatuarse de inmediato durante el embarazo y no esperar hasta que nazca el bebé. Por supuesto, algunas mujeres han concertado citas para tatuarse antes de enterarse de que están embarazadas. La vida es impredecible y pasan cosas.

Pero, lo que debemos hacer aquí es hablar seriamente sobre tatuarse durante el embarazo, si puede causar un aborto espontáneo y si debe hacerlo, en términos de seguridad para el bebé. Entonces, sin más preámbulos, ¡vamos directamente al grano!

Tatuaje durante el embarazo

Comencemos diciendo que no existe una regla en contra de tatuarse durante el embarazo. En general, se cree que no es seguro, pero la falta de investigaciones y estudios específicos realmente no nos ayuda a construir un caso sólido. Sin embargo, lo que tenemos hasta ahora en términos de investigación muestra que hay una serie de riesgos asociados con tatuarse durante el embarazo. ¡Hablemos de esto en detalle en los siguientes párrafos!

Riesgos asociados con los tatuajes durante el embarazo

Ahora bien, en realidad no se aconseja ni recomienda hacerse un tatuaje durante el embarazo, sin importar cuánto desee esa tinta fresca. Estos son algunos de los riesgos asociados con los tatuajes durante el embarazo y las razones por las que debe evitarlos;

  • Infección bacteriana

Según los estudios disponibles, hasta un 6% de las personas desarrollan algún tipo de infección como efecto secundario del tatuaje. Ahora, considerando que este es un porcentaje bastante bajo, diríamos que no es gran cosa. Sin embargo, incluso la más mínima posibilidad de contraer una infección durante el embarazo puede presentar un gran riesgo y daño para su bebé y la forma en que se desarrollará el embarazo.

La infección bacteriana es un gran riesgo para una mujer embarazada. Esto se debe a que su sistema inmunológico está abrumado y, en muchos casos, debilitado, lo que lo hace susceptible a casos agresivos de infección. Algunos de los síntomas de una infección incluyen fiebre, temblores, escalofríos, hinchazón del tatuaje, dolor, drenaje o pus, etc.

Más Tatuajes:  Tatuajes que cubren lunares, marcas de nacimiento y pecas: todo lo que necesitas saber

Es importante mencionar que una infección bacteriana causada por la contaminación durante y después del tatuaje puede convertirse en celulitis, que es una infección bacteriana de las capas más profundas de la piel. Sin un tratamiento oportuno, la celulitis puede poner en peligro la vida, especialmente para las mujeres embarazadas.

Además, la infección también puede convertirse rápidamente en bacteriemia o sepsis, ya que generalmente tiende a ingresar al torrente sanguíneo y progresar rápidamente.

Ahora, todo esto se puede tratar generalmente con antibióticos. Pero, si es o no seguro usar antibióticos durante el embarazo sigue siendo una pregunta. Algunos médicos están completamente en contra y afirman que los antibióticos pueden dañar al bebé, mientras que otros aprueban completamente esta práctica.

  • Infección viral

Además de la infección bacteriana, otro riesgo peligroso de tatuarse durante el embarazo es el riesgo de infección viral. Ahora, la infección viral generalmente ocurre debido a equipos de tatuaje contaminados, como agujas de tatuaje. Algunas de las infecciones virales más comunes que ocurren como efecto secundario de los tatuajes son la hepatitis B, la hepatitis C y el VIH.

Ahora, puede ver cómo esto puede ser bastante peligroso para una mujer embarazada. Las infecciones de hepatitis B o VIH pueden transmitirse fácilmente al bebé, lo que significa que existe una alta probabilidad de que el bebé también tenga una infección de por vida.

Por ejemplo, existe un 6% de probabilidad de que una mujer embarazada con hepatitis B o C transmita la infección a su bebé. Sin un tratamiento adecuado e inmediato, la infección puede causar graves complicaciones de salud tanto en la madre como en el niño.

  • Cambios y reacciones en la piel

Ahora, las reacciones y cambios en la piel pueden ocurrir en cualquier persona durante y después del tatuaje, independientemente de si está embarazada o no. Esto se debe a que los ingredientes de la tinta no están regulados y contienen componentes dañinos como metales pesados ​​y químicos tóxicos. Por lo que, dependiendo de la calidad de la tinta utilizada para tatuar, pueden producirse reacciones en la piel.

Ahora, es importante mencionar que la alergia a la tinta es algo real. Ocurre gracias a los ingredientes de la tinta y suele tener síntomas similares a los de una infección del tatuaje. Generalmente hay hinchazón de la zona tatuada, enrojecimiento, dolor, supuración y pus, levantamiento del tatuaje, etc.

En caso de presentarse alguno de los síntomas, es fundamental buscar ayuda médica y un diagnóstico profesional. Los médicos generalmente optan por los corticosteroides para tratar y aliviar las reacciones cutáneas, pero no se recomienda que las mujeres embarazadas usen dicho medicamento. Los corticosteroides tampoco se recomiendan durante la lactancia.

Tatuaje durante el embarazo y el aborto espontáneo

Una vez más, debemos mencionar que no existen reglas contra tatuarse durante el embarazo. Según el Baby Center, siempre que sigas sus pautas y consideres cosas como tatuadores registrados y un entorno esterilizado, las mujeres pueden optar por tatuarse durante el embarazo sin ningún problema. También es importante mencionar que la APA menciona el riesgo de hepatitis e infecciones por VIH, pero no se habla de un posible aborto espontáneo como resultado del tatuaje.

Más Tatuajes:  ¿Cuándo puedo ponerme protector solar en mi tatuaje?

Sin embargo, hay una advertencia de que el exceso de estrés o los eventos estresantes inusuales pueden provocar un parto prematuro. Ahora, no estamos seguros de si los tatuajes pueden causar tales niveles de estrés que provoquen un parto prematuro, pero por el bien de un embarazo saludable y la salud del bebé, recomendamos posponer los tatuajes hasta que nazca el bebé.

Entonces, ¿los tatuajes pueden causar un aborto espontáneo? Probablemente no; no hay evidencia de tal caso hasta ahora, afortunadamente.

Tatuaje después del embarazo

Entonces, ha decidido posponer el tatuaje después de dar a luz. Sin embargo, todavía no está a salvo, porque hacerse un tatuaje justo después de dar a luz puede ser riesgoso. El riesgo generalmente se aplica a las mujeres que quieren amamantar.

Ahora, hay algunas opiniones encontradas sobre amamantar y tatuarse. Ninguna organización médica lo desaconseja, pero muchos profesionales médicos no aconsejan a las mujeres que amamantan que se tatúen.

Esto se debe a la tinta, que viaja por el cuerpo una vez que penetra en la piel. Además, la tinta puede contener químicos tóxicos y metales pesados, que pueden causar infecciones y reacciones alérgicas. Algunas infecciones, como el VIH, pueden transmitirse a través de la leche materna, que puede transmitir la infección al niño.

Entonces, ¿cuánto tiempo debes esperar después de dar a luz para hacerte un tatuaje?

Se recomienda que las madres esperen entre 9 y 12 meses para tatuarse después de dar a luz. Este es un período en el que el niño debe dejar de depender únicamente de la leche materna. Sin embargo, incluso después de que haya pasado este período, asegúrese de señalarle a su tatuador que recientemente dio a luz y que solía amamantar o que todavía lo hace ocasionalmente.

Entonces, ¿debo tatuarme durante el embarazo?

Aunque no hay recomendaciones científicas en contra, ningún médico hará todo lo posible para aprobar tal decisión de tatuarse durante el embarazot. El riesgo de una infección o una corrección de la piel es algo con lo que no debe lidiar durante el embarazo. La infección podría pasar fácilmente al bebé y causar serias complicaciones de salud.

Aparte de esto, durante el embarazo, subirás de peso y tu piel se estirará. Por lo tanto, su tatuaje puede verse diferente después de dar a luz y su piel vuelve a ser como solía ser.

Además, está el tema de aumento del dolor durante el proceso de tatuajeasí como un período de curación prolongado. Durante el embarazo, el sistema inmunológico se ve abrumado, por lo que es posible que no pueda manejar la curación del tatuaje tan rápido como lo haría normalmente.

Ahora, tatuarse durante el embarazo no provocará un aborto espontáneo; al menos ninguna investigación científica ha proporcionado evidencia de tal posibilidad o un caso en el que eso haya sucedido. Pero, seguramente puede tener algunos otros efectos adversos y causar serias complicaciones de salud, tanto en la madre como en el bebé.

Más Tatuajes:  Infección del tatuaje: todo lo que necesita saber

En caso de que todavía quieras tatuarte

Así que has decidido arriesgarte y hacerte un tatuaje durante tu embarazo. Bueno, lo mejor que puedes hacer es tratar de minimizar el riesgo de infección y reacciones en la piel. Aquí está todo lo que debe tener en cuenta antes de hacerse un tatuaje;

  • Asegúrate siempre de que te tatúe un tatuador profesional y experimentado; embarazada o no. Un tatuador de renombre prestará atención a desinfectar y limpiar todo el equipo y el entorno en el que te tatuarás.
  • Siempre asegúrese de informarle al tatuador que está embarazada o amamantando. Probablemente necesitará firmar un formulario en el que declara su embarazo o que está amamantando, y que está al tanto de los posibles efectos secundarios.
  • Asegúrate de hablar con tu tatuador sobre la tinta que usa y si está familiarizado con los ingredientes de la tinta. Si la tinta que usan, por ejemplo, contiene metales pesados, entonces no te tatúes ahí.
  • Asegúrate de hablar con tu tatuador sobre la limpieza del salón y el equipo que utiliza. Si el artista del tatuaje no usa autoclaves o máquinas de esterilización, o si el artista solo usa algunas agujas al azar, no te tatúes allí.
  • Si nota algo sucio alrededor del estudio de tatuajes, o si su tatuador no está usando guantes nuevos o reutilizando los viejos, abandone el estudio. Esto solo significa que te infectarás porque el estudio no está claramente limpio.
  • Evite colocar el tatuaje en el área del estómago, la cadera o el pecho. El estómago y el área de la cadera son los que más se estiran durante el embarazo, lo que podría afectar la apariencia del tatuaje más adelante. Además, evite hacerse tatuajes en el pecho o los senos, debido a la lactancia y al aumento del dolor que experimentará.
  • Asegúrate de prestar mucha atención al cuidado posterior. Su tatuaje puede tardar más en sanar, así que preste atención a la limpieza del tatuaje, manteniéndolo hidratado y protegido. Si nota enrojecimiento, sarpullido o si el tatuaje tarda demasiado en cerrarse, busque atención médica de inmediato.

comida para llevar final

No se recomienda ni aconseja hacerse un tatuaje durante el embarazo. Sin embargo, tal acto no provocará un aborto espontáneo; no hay evidencia de que algo así pueda ocurrir. También es importante evitar tatuarse si está amamantando después del parto.

Por el bien de tu salud y la del bebé, debes evitar manipular tinta, que puede ser tóxica y contener metales pesados. Además, el riesgo de transmisión de infecciones al bebé durante o después del embarazo (a través de la leche materna) es simplemente demasiado alto para tomarlo a la ligera. Para obtener más información sobre este tema, asegúrese de hablar con su médico y ginecólogo.

¡Compartir es demostrar interés!

Deja un comentario