Qué decir cuando su niño o adolescente le pide un tatuaje

Aproximadamente el 80 % de los padres tienen una respuesta clara si su niño o adolescente solicita un tatuaje: no. Sin embargo, si bien puede parecer fácil decir “no”, sigue siendo un tema de conversación que puede surgir.

Si es padre, debe estar preparado para esta discusión. Independientemente de cuál sea su respuesta, saber cómo responder es importante.

Las preocupaciones de muchos padres cuando se trata de un niño que pide un tatuaje son:

  • Impacto en la salud
  • Futura carrera del niño
  • Aceptación social

En el pasado, los pediatras veían los tatuajes como indicadores de conductas «riesgosas», como el consumo de alcohol o drogas y el ausentismo escolar. Hoy, sin embargo, este no es el caso, ya que los tatuajes se consideran más comunes.

Sin embargo, cuando se trata de saber qué decir cuando un niño pide un tatuaje, hay algunas cosas a tener en cuenta. Sigue leyendo para saber cuáles son.

Discutir los tatuajes con sus niños y adolescentes

Si su niño o adolescente ha mencionado la idea de un tatuaje, saber qué decir y cómo hablar con ellos puede conducir a una conversación productiva.

Más Tatuajes:  10 cosas que los tatuadores odian

Pregúntale la razón por la que quiere un tatuaje

Hágale preguntas a su niño o adolescente cuando mencionen este tema. Por ejemplo, ¿cuánto tiempo han estado considerando hacerse un tatuaje y por qué es importante para ellos? ¿Quieren un tatuaje de algo significativo, o es impulsivo, o simplemente la última tendencia? Además, ¿por qué lo quieren ahora?

Debe asegurarse de que su razonamiento no sea de corta duración, como si fuera una tendencia popular hoy en día. Esto ayuda a asegurar que al niño o adolescente todavía le guste dentro de varios años.

Hable sobre los posibles riesgos para la salud relacionados con el tatuaje

Muchos padres están preocupados por los posibles riesgos negativos para la salud asociados con una infección, la transmisión de enfermedades y la cicatrización. Algunas de las enfermedades relacionadas con los tatuajes que preocupan a muchos padres incluyen el VIH y la hepatitis debido a las agujas antihigiénicas.

Aunque estos problemas de salud son muy raros en la sociedad actual del tatuaje, son riesgos reales asociados con hacerse un tatuaje si no son realizados por un profesional en la industria. Es esencial que cualquier persona que se vaya a hacer un tatuaje encuentre y utilice un estudio de tatuajes profesional y de calidad.

Que decir cuando su nino o adolescente le pide un

Discuta el impacto profesional potencial que puede tener el tatuaje

A muchos padres les preocupa que el futuro empleador de un niño o adolescente pueda estereotiparlo o juzgarlo si tiene un tatuaje. A los padres también les preocupa que el tatuaje se refleje negativamente en ellos.

Hoy, sin embargo, el estigma vinculado a los tatuajes en el pasado ha disminuido significativamente. De hecho, la aceptación de las personas con tatuajes por parte de los empleadores ha aumentado, y menos empresas que nunca prohíben los tatuajes. Sin embargo, todavía hay algunas empresas que no las quieren visibles; existen métodos para cubrirlos que evitarán que surjan problemas.

Más Tatuajes:  ¿Qué dice la Iglesia Católica sobre los tatuajes?

Si bien esto es cierto, todavía existe la posibilidad de que el tatuaje haga que un posible empleador deje de contratar a la persona. Aunque la mayoría de los adolescentes probablemente responderán con un «eso no es justo», es algo que deben estar preparados para enfrentar.

Presentar diferentes formas de expresión personal

Los tatuajes son un tipo de autoexpresión para personas de todas las edades, incluidos niños y adolescentes. Esto es como vestirse con estilos únicos y tener diferentes peinados o colores. Sin embargo, no hay muchas razones para que los padres controlen estas cosas; después de todo, estas decisiones son temporales.

Una preocupación más común es que, a medida que los niños crecen, pueden arrepentirse de la tinta que recibieron cuando eran más pequeños. Este es un problema válido. Los tatuajes son desafiantes y, a menudo, imposibles de eliminar.

Los adolescentes y los niños deben pensar y considerar esta decisión. Si bien existen opciones para deshacerse de los tatuajes, estos métodos requieren mucho tiempo, son costosos y, por lo general, son dolorosos. Asegúrese de que el niño o adolescente esté seguro de que esto es algo que quiere en su cuerpo por el resto de sus vidas.

No cedas a la presión

Si los niños o adolescentes insisten en hacerse un tatuaje, los padres deben asegurarse de no ceder ante esta presión si es algo que no quieren que su hijo haga. Esto significa no cubrir el costo del tatuaje o firmar el papeleo que les daría el permiso. Incluso si el niño o adolescente amenaza con hacer esto sin permiso, los padres no pueden ceder.

Más Tatuajes:  Arrepentimiento del tatuaje: esto es lo que puede hacer al respecto

Si usted mismo tiene un tatuaje, no significa que tenga que ceder ante su hijo si quiere uno. Cuando alcanzan cierta edad (18 en algunos estados, 19 en otros), pueden hacerlo sin la participación de los padres.

Participar en conversaciones significativas y respetuosas

Incluso si no desea que su hijo se haga un tatuaje, es esencial adoptar un enfoque respetuoso de la situación. Asegúrese de hablar sobre los pros y los contras de los tatuajes y haga preguntas que el adolescente o el niño quizás no hayan considerado. Algunos de estos incluyen:

  • ¿Cómo mejoraría el tatuaje la vida del niño?
  • ¿Hay alguna consecuencia potencial del tatuaje?
  • ¿Existe otra forma no tan permanente de que el niño o adolescente se exprese?

Asegúrese de mantener abiertas las líneas de comunicación. Sé cariñoso y firme en tu decisión.

El debate del tatuaje: hacer una llamada

Cuando se trata de adolescentes o niños y tatuajes, hay muchos factores a considerar. Como padre, si su hijo es menor de la edad requerida, es su decisión. Tienes que decidir qué es lo correcto para tu familia y tu hijo.

Si no quieres que tu hijo se haga un tatuaje, tienes que mantenerte firme. También debe utilizar los consejos y la información que se encuentran aquí. Si lo hace, ayudará a garantizar que su hijo adolescente sepa cuál es su posición y que sea inflexible en su decisión.

Deja un comentario